Una belleza pontevedresa

bulldogInteligente, afectuoso, callado (excepción hecha de los ronquidos), reacio al ejercicio intenso... El bulldog inglés es una maravillosa mascota pero solo algunos ejemplares consiguen además ser campeones de belleza. Es el caso de dos pontevedreses: Mystile Casanova y el cachorro Capitán Jack Sparrow, considerados de los mejores de su raza en Europa.

Mystile Casanova (Tom para sus amigos) ha salido al ring más de veinte veces y ni una de ellas ha sido calificado con menos de un "Excelente". Es toda una belleza: perfecta la capa, el andar, la expresión, la pose, las orejas... Y todo "como debe ser un bulldog inglés", explica con disimulado orgullo su propietario, "porque hay perros y después está el bulldog inglés, que ocupa un espacio imposible, todo lo que en los demás perros serían defectos en él son virtudes".

Juanma López, criador y propietario de la clínica Elite Dog de Pontevedra, lo adquirió en Inglaterra en 2009. Lo avalaban cuatro generaciones de campeones, pero ni aún así estaba garantizado el éxito: "Ha sido el mejor de raza en varias exposiciones en 2011 y en este año, también en varias internacionales... En Europa es sin duda uno de los mejores perros, es una satisfacción enorme, pero si lo compras de cachorro como hice yo nunca tienes la completa seguridad, a lo mejor con 3 meses no cumple con lo que se exige para ser un campeón y unos meses después es perfecto".

A mayores está Capitán Jack Sparrow de Os Toliños do Ferrol, un cachorro que con cuatro meses y 22 días que cumplirá hoy ha participado en cuatro exposiciones y ha ganado en todas.

Los bulldog ingleses son mascotas maravillosas que existen en realidad porque los humanos, egoistas como somos, quieren que existan: lo hemos hecho evolucionar desde un perro de pelea a un animal de compañía de carácter tranquilo y afectuoso, pero su reproducción es toda una odisea.

"Practicamente el 99% de los bulldog ingleses ha sido concebido mediante inseminación artificial", explica Juanma López. A mayores está el parto: la cabeza de los cachorros es tan grande que muchas hembras no pueden parir, de modo que el grueso de los nacimientos se produce por cesárea.

Con todo, las cosas están cambiando: "A día de hoy creo que es más el miedo de los propietarios que la realidad, temen con razón perder a la hembra y se deciden por la cesárea, pero en estos últimos meses he visto cuatro camadas con parto natural, pero la cesárea, entre comillas, es más cómoda y menos arriesgada. Hay esa leyenda urbana de que solo pueden parir y todos, incluído yo, nos la creemos".

Capitan Jack es uno de los que nació por cesárea. Fue en una clínica de O Grove y no ha dejado de dar alegrías a su propietario. Es hermoso y perfecto físicamente, pero además no le faltan cuidados: los dos perros de Juamma López compiten, por ejemplo, con collares bañados en oro comprados en Estados Unidos. "A nadie le gustaría una Miss España sin peinar y andrajosa", reflexiona este criador de mister caninos.

"¿Que cuánto cuesta Mystile? Es lo único que no le voy a contestar", responde Juanma López a propósito de su ejemplar, que nunca saldría al mercado (siendo solo un prometedor cachorro) por menos de 4.000 euros. "Cuando lo compras hay que fijarse en todo, cada raza tiene un estandar reconocido y debe tener unos ojos determinados, una boca, orejas, piernas, movimiento...Por eso es difícil tener un perro así, tanto por el precio elevado como por las dificultades en la reproducción". A mayores está una alimentación ideal, ejercicio, entrenamiento para que sepa posar... "La dedicación es máxima y el dinero que me gasto en los perros mucho. ¿Qué me compensa? Solo su cariño".

Fuente: farodevigo.es